Los siux de Standing Rock y el oleoducto Dakota Access

Standing Rock Sioux Tribe protest
En Dakota del Norte, la tribu siux de Standing Rock protestó por la construcción del oleoducto Dakota Access, una tubería para trasladar petróleo crudo que pasaría por debajo de su reserva. Miles de personas se sumaron a la protesta.

El 9 de agosto es el Día de los Pueblos Indígenas. En 1994, la Organización de las Naciones Unidas estableció un día festivo para homenajear a los pueblos y las culturas indígenas de todo el mundo. Los indígenas son los primeros pobladores de un área. Los siux de Standing Rock viven en una reserva que se extiende por Dakota del Sur y del Norte.

En 2014, Dako Energy Transfer Partners, una compañía petrolera, anunció que construiría una tubería subterránea de más de 1000 millas de largo para trasladar petróleo desde Dakota del Norte hasta Texas. Pero se temía que la tubería pudiera afectar el suministro de agua en Bismarck, la capital de Dakota del Norte. La compañía decidió desviar la tubería a una zona cercana a la Reserva siux de Standing Rock.

El 1 de abril de 2016, LaDonna Brave Bull Allard, anciana de la tribu, estableció el Campamento de Piedra Sagrada para protestar contra el oleoducto Dakota Access Pipeline (DAPL). Sus nietos se unieron a su lucha. Ellos creían que el DAPL pondría en riesgo la única fuente de agua de la reserva, la parte superior del río Missouri. La protesta no tardó en ganar seguidores. Esa primavera, desde toda América del Norte llegaron indígenas para apoyar la lucha de los indígenas norteamericanos de la Reserva. Otras personas también se sumaron a la protesta.

En el verano de 2016, jóvenes activistas de Standing Rock corrieron desde Dakota del Norte hasta Washington, D.C.. Presentaron una petición para rechazar la construcción del DAPL. La tribu también solicitó que el gobierno analizara el impacto de la tubería. En otoño crecieron las protestas. Los manifestantes fueron reprimidos con gas pimienta y perros. A finales de ese otoño, llegaron veteranos a Dakota del Norte para apoyar a los manifestantes.

A principios de 2017, el presidente Trump promulgó un decreto para avanzar con la tubería y así crear más puestos de trabajo. Este decreto generó más protestas. Sin embargo, el presidente autorizó al Cuerpo de Ingenieros del Ejército a avanzar con la construcción. La tubería terminó de construirse ese mismo abril. Comenzó a suministrar petróleo el 14 de mayo de 2017.

La tribu presentó una demanda. En marzo de 2020, un juez federal falló a favor de la tribu. El juez señaló que las compañías petroleras no habían realizado un estudio completo del impacto ambiental de la tubería. La tubería no fue diseñada para contener derrames lentos de petróleo. El oleoducto fue cerrado cuatro años después de que empezaran las protestas. El estudio sigue su curso.

Y tú, ¿qué piensas? ¿De qué forma te parece que influyeron las protestas en lo que pasó con el DAPL?

Photo Credit: Kevin Dietsch/UPI/Alamy Stock Photo