La segunda vida de los árboles del Central Park de Nueva York

Este banco en el Central Park, en la ciudad de Nueva York, nos muestra cómo el parque reutiliza los árboles que se caen en una tormenta.

El 16 de mayo es el Día Nacional del Amor a los Árboles. Es importante honrar a nuestro planeta y pensar qué podemos hacer para protegerlo. Los árboles dan sombra y refugio a los pájaros. ¡Y también hacen un trabajo importante! Absorben del aire el dióxido de carbono. Luego, con la energía del sol, liberan oxígeno. ¡Los árboles limpian el aire que respiramos! Por eso necesitamos parques en nuestras ciudades.

El Central Park en la ciudad de Nueva York es uno de los parques más bonitos del país. El parque se construyó en 1858, justo en el medio de la ciudad. El parque siempre ha servido de refugio para los neoyorquinos que desean escapar de la agitada ciudad. Hoy en día el parque tiene 18,000 árboles. ¡El árbol más viejo tiene unos 150 años! Hay muchos trabajadores que cuidan el parque y sus árboles.

Las grandes tormentas pueden causar mucho daño a los árboles del Central Park. Un viento fuerte puede quebrar las ramas de los árboles y hasta arrancar un árbol de raíz. A veces, los cuidadores de árboles cortan las ramas grandes que pueden ser peligrosas. Después de una tormenta, los trabajadores del parque recogen las ramas que se han caído y las llevan a un lugar llamado el Montículo. Con una sierra, cortan las ramas en pedazos y luego las apilan. Algunas de estas ramas se usan para construir estructuras como bancos, puentes y glorietas. Esta estructuras rústicas [simples y sencillas] se diseñan de tal forma que se integran a su entorno. Las ramas restantes se convierten en astillas. A las astillas se las reparten por los caminos de todo el parque. Ayudan a que la lluvia no se lleve a su paso el suelo del camino. 

De esta manera, en el Central Park se les da una segunda vida a las ramas caídas y los árboles que arrancan las tormentas.

Y tú, ¿qué piensas? ¿Por qué crees que es importante cuidar los árboles?

Photo Credit: McGraw Hill